La Ley de Secretos Empresariales

//La Ley de Secretos Empresariales

La Ley de Secretos Empresariales

El 21 de febrero de 2019 se publicó la nueva Ley de Secretos Empresariales. Una normativa que regula la protección de los conocimientos técnicos y la información empresarial no divulgados contra su obtención, utilización y revelación ilícitas. Esto significa que se incrementa la protección empresarial existente hasta el momento. Lo que implica una necesaria adopción de medidas concretas por parte de las empresas para proteger sus activos. Con esta nueva ley se pretende salvaguardar el conocido como know how. Esos recursos que son cruciales para la empresa y que siempre han sido muy vulnerables de ser sustraídos. ¿Qué supone para el mundo empresarial y para los trabajadores la aprobación de esta normativa?

¿A qué llamamos secreto empresarial?

La definición que se maneja de secreto empresarial es muy amplia y hace alusión a todo aquel dato informativo que sea secreto. Sin importar su carácter, es decir, si pertenece al campo tecnológico, al industrial, al científico, al financiero o al comercial. Se considera secreta cuando la información no resulta accesible para todos los trabajadores. Cuando tiene cierto valor para la empresa por su perfil secreto. O cuando se han empleado medidas específicas para mantenerla en secreto. En este sentido, es muy importante el tercer requisito. Es decir, el que alude a esa predisposición inicial de la empresa de que no se produzca una fuga informativa de los datos confidenciales.

Por otro lado, aquellos conocimientos que los trabajadores adquieren durante su contribución profesional a la empresa o las habilidades que desarrollan en su carrera no son susceptibles de ser incluidos en esta nueva ley. Quedan exentos, por tanto, de considerarse secretos empresariales.

El uso ilícito de secretos empresariales

Con la entrada en vigor de la Ley de Secretos Empresariales, las empresas deben prestar especial atención a sus políticas de corporate compliance. De esta forma, contribuyen a que los empleados no utilicen de manera ilícita la información confidencial de la empresa.

Pero ¿qué ocurre si llegase a darse esta circunstancia? La Ley de Secretos Empresariales establece que, ante un sistema de responsabilidad objetiva, aquel trabajador que utilice un secreto empresarial siendo consciente del carácter ilícito de su acción será responsable del mismo. Pero no solo en este caso el empleado adquiere la responsabilidad. Sino que también si se produce un uso indebido, aunque el trabajador no sea conocedor de su origen ilícito.

Aunque en última instancia esté en manos del trabajador hace un uso ilícito de los secretos empresariales, la empresa es quien decide en qué grado se muestra diligente ante tales acciones. Por lo que, para evitar que ningún miembro de la plantilla adopte estas actitudes, es importante que la empresa diseñe un plan de medidas y un protocolo acorde.

Asesoramiento jurídico

La publicación de la Ley de Secretos Empresariales ya ha supuesto un nuevo marco de actuación para el mundo empresarial. Un enorme avance hacia la concienciación del respecto y la protección de la información confidencial. Uno de los recursos intangibles más valiosos de cualquier empresa. Aunque tendremos que esperar para valorar la aplicación de esta normativa, en HE Abogados ya podemos resolver todas tus dudas y ofrecerte un asesoramiento personalizado en este y otros temas jurídicos.


By |2019-03-13T11:28:44+00:00marzo 13th, 2019|Blog|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment